Existe una esperanza siempre que me ilumina, un rayito de sol que aparece en mi ventana, el aroma de aquella flor que ha nacido sola a pesar de la sequía, ella es fuerte, lucha por sobre vivir.... como yo...

"Mina"

Cerca de mi..

15 enero 2011

¿Me cuentas un cuento…?


A la media noche, el sueño me cobró la factura, abrí los ojos, 2:30 a.m. sentí como que había dormido 24 horas seguidas, mis ojos completamente redondos y mis pestañas parecían rehiletes, cerré los ojos para alcanzar ese sueño que había perdido dos segundos después de haberme sentado debajo de aquel árbol viejo y seco, tan seco como mis días sin sol y me disponía a contar las estrellas, no sé cuantas llevaba cuando la noche se quebró a la mitad y sin pensar, desperté, tan despierta que nada podía hacerme dormir de nuevo….

Coloqué un poco de música, me gusta que Enya de vez en cuando entre a mis sueños y me arrulle; tararié varias canciones a la vez que soñaba despierta, la cortina se mecía por el viento inquieto que se filtraba por la ventana, mientras mi cuerpo nacía entre sensaciones debajo de las colchas que calentaban mi piel…

La música me tomó en sus brazos y la noche me abandonó en la melodía que se conjugaba entre mi piel y los acordes del silencio, mi cuello deseaba aquellos labios que alguna vez lo delinearon sin piedad y mis piernas cruzaron el portal de la cordura para adentrarse al mundo del placer, mis manos se hacían caricias y desbarataban a la soledad en mil partes, las lágrimas se volvieron polvo de estrella y la inquietud en espasmos que se escapaban de mi pecho, la música se detuvo sólo cuando morí dos segundos en un suspiro orgásmico….

Mi cuerpo flotaba dejándose caer sostenido por el viento hasta tocar la cama de nuevo, entonces, abrí los ojos que sonreían mientras mi silencio callaba para mí….

Casi amanecía y la luna se preparaba para marcharse a otro cielo, quizás en busca de alguien que no pudiese dormir, rápidamente me asomé a la ventana y le dije: antes de marcharte, tómame en tus brazos y arrúllame…. ¿me cuentas un cuento?.... y yo a cambio te regalo un sueño…

“Mina… tómame en tus brazos y cuéntame un cuento..”
15/enero/2011
Safe Creative #1101158266306

09 enero 2011

A minha escuridão


Hace unas semanas hice este texto que hoy mi apreciado amigo y gran Traductor Alberto Andrade ha tenido la gentileza de traducir al portugués para mi, muchas gracias Alberto es un honor que hayas puesto tu mirada y tu gran y hermoso trabajo en mis letras. Visita su espacio: INFORME-OPUS

Não existe lugar mais seguro que a minha escuridão..
lá não há palavras que magoem,
não existem sonhos que destrocem ontens,
não há beijos sem lábios
nem nomes de recordações...

Ou talvez sim, existem nomes que não se pronunciam
mas ficam marcados no sentimento...

Não existe lugar mais seguro que a minha escuridão...
lá... lá ninguém me pode fazer chorar...
"Mina"

Traduzido do espanhol por Alberto Andrade

Texto Original:
"Mi Oscuridad"
No existe lugar más seguro que mi oscuridad..
ahí no hay palabras que duelan,
no existen los sueños que desgarran ayeres,
no hay besos sin labios
ni nombres de recuerdos....

...O quizás si, existen nombres que no se pronuncian
pero que quedan marcados en el sentimiento...

No existe lugar más seguro que mi oscuridad...
ahí... ahí nadie puede hacerme llorar...

"Mina"
01/diciembre/2010
Safe Creative #1101108231293

05 enero 2011

Colgada de las alas de “Sin Bitácora”…


El silencio no se hace tan mío, si no, es compartido, y mi soledad se acompaña, mi corazón late a mil ritmos y mi piel se envuelve de caricias hechiceras que no me sueltan, en mi estómago cosquillean un millar de hormigas y revolotean las sensaciones que se descubren en letras ajenas, mis ojos atentos cobran brillos indescriptibles, sólo mis pestañas aletean cuando una lágrima se escurre y deja desnuda a mi alma, sensible, descubierta ante secretos jamás contados, guardados en aquel baúl sin llave para que nunca se asomen….

Me descubro imperfecta de letras y humanamente se describen mis pasados, mis presentes, mis nostalgias, mis noches sin un él que me abrace o detenga el tiempo de mi boca en su boca, la locura se vuelve mía y es como esperar un dulce aterciopelado de sabores que se disuelva lentamente en mi boca endulzando mis sentidos….

La noche se hace mi cómplice y la luna me observa, quizás pocas veces le ha tocado mirarme de esta manera, tan atenta a una pantalla donde me sumerjo y vuelo dos cielos arriba del mío, extiendo mis manos y toco las alas de las letras, acaricio cada sonrisa que me arrebata, desvisto un recuerdo tras otro y me cobijo en la ausencia de palabras para dejar hablar a las letras, permitirle que me cuente sus historias, robar una que otra frase que queda sellada en mi piel y ser yo, sin saber que alguien me conoce en una historia no escrita para mi…

¿Coincidencias?... quizás, siempre digo que cuando alguien escribe de tal forma que atrapa la mirada y los sentimientos de quienes te leen y se atreve a hurgar en el corazón de las personas tan solo con sus letras es de admirar, como ella, muchos lo hacen y es una delicia sentirme encantada de leer y sentirme divagando en uno que otro suspiro…

Así son mis sensaciones cada vez que leo “Sin Bitácora” una novela de la pluma que mi querida amiga Lesbia Quintero tiene a bien compartir en su blog Lector Cómplice.

Gracias a quienes se atreven a tomar mis sentimientos en sus letras y hacerlos suyos sin siquiera saberlo y gracias a mi querida Lesbia Quintero por dejarme volar en las alas de su Novela “Sin Bitácora”

Volemos juntos, en sus letras ¿te atreves?...

“Mina… compartiendo sentimientos… ”
5/enero/2011
Safe Creative #1101068206164

01 enero 2011

*Ella… sin nombre, sin tiempo, sin él..


Caminó y caminó…. Y caminó tanto que perdió la noción del tiempo, se perdió en los pensamientos y divagó entre sombras, tocó miradas y besó bocas ausentes, la de él sobre todo y vivió en su recuerdo, un recuerdo donde ya no estaba él…

Aquella calle que hace tanto no visitaba y que fue su pasaje durante algún tiempo, camino que compartía con él, ella disfrutaba ir debajo de la acera, era divertido esquivar las rendijas que forman los adoquines con que está hecha la carretera…

La poca iluminación de las lámparas de aquel barrio ayudaba para que ella pudiese refugiase en su interior…

Durante su caminar, recogió segundos que habían quedado paralizados en las hojas de los árboles viejos y que fueron sólo de ellos, encontró sonrisas vueltas carcajadas que se hacían música ante el canto de los grillos, sus sonrisas al juguetear por el camino mientras llegaban a aquel pequeño cuartito donde vivían…

En una banca, olvidados, acarició dos suspiros, detuvo sus ojos ante esa mirada que la hacía encoger los hombros y sonreír con los ojos cerrados mientras su piel se estremecía al contacto de sus manos que poco a poco se iban deslizando por debajo del vestido, hasta que sus dedos rozaban la humedad que se lograba sentir a través de su panty de encaje haciéndole cerrar los ojos y dejando escapar un gemido; sus miradas se besaban locamente mientras sus lenguas se deseaban, y bebían suspiros mientras los gemido aullaban en el silencio de esas calles vacías y apenas iluminadas…

Cerró los ojos para intentar sentir de nuevo, recordó ese abrir desesperadamente la puerta de su diminuto departamento entre besos y caricias y arrancarse la ropa, descubrir sus manos estrujándole la espalda mientras se hacían uno mismo entre las sombras y sus cuerpos se estremecían y sus almas se entregaban… hasta quedarse dormida entre sus brazos después de fumarse un cigarro…

Ella.. abrió los ojos y volvió por el mismo camino, sabe que es una puerta que nunca podrá cerrarse, que permanecerá abierta, por que aquellas cosas que se viven intensamente jamás se olvidan, siempre se recuerdan aún cuando pertenezcan al pasado…

Empacó aquellos suspiros, las caricias, los besos, las miradas, las sonrisas, las noches de entrega y las ha guardado en esa cajita azul, junto a las cartas y fotografías que aún conserva y se pregunta:

-¿acaso alguien ha podido olvidar a su primer amor?... aunque en realidad, no me agradaría olvidarlo.

Casi al amanecer volvió a casa, respiro su realidad y sintió nostalgia, pero a la vez felicidad por haber besado a ese hermoso recuerdo, se fue a la cama y ahí… sus manos terminaron lo que él dejó pendiente…. Y dibujando una pequeña sonrisa se quedó dormida…

Ella quizás volverá por el mismo camino de adoquines, pero él jamás lo hará…

“Mina… desvaríos..”
1/diciembre/2011

Safe Creative #1101028180855