Existe una esperanza siempre que me ilumina, un rayito de sol que aparece en mi ventana, el aroma de aquella flor que ha nacido sola a pesar de la sequía, ella es fuerte, lucha por sobre vivir.... como yo...

"Mina"

Cerca de mi..

04 mayo 2008

"Un cortejo de tres minutos…"

Un monstruo de dos cabezas, una bestia de cuatro patas, lánguida o vivaz, que vive lo que dura una canción y muere asesinada por el último compás….
Alicia Dujovne Ortiz


Noche, salón iluminado por almas impacientes, silencio, inquietud, y aguardando, ahí, a lo lejos un sexteto, un bandoneón…. que ansioso aguarda el momento oportuno para comenzar a llorar un delicioso tango… ese tango que derramará deslices y derrochará tristeza y sensualidad, contemplando y abrazando cuerpos entregados en una melodía.

Aquí, sólo el cuerpo, los brazos y las miradas expresan, los encantos de un vestido con escote… que permite acariciar con la mirada unas piernas que derrocharán sin sensatez, sin prudencia, sin callar, sólo perderse en un baile, una danza que guarda y calla… que habla en un pensamiento triste… una danza que se entrega al bailar, sin recato, llevando al disfrute y deleite de las miradas, en una noche que contemplan sin censura.

Aquí, mi corazón calla… aquí los besos callados que mi piel recibió y que hoy se encuentran perdidos, casi olvidados, se desbordarán… sólo me permitiré escuchar tu cuerpo que se comunica con el mío al compartir un tango, ese que un día nos prometimos.. y hoy, ésta noche de sueños lo compartimos, nos envolvemos, nos disfrutamos con esa mirada que impacientemente grita a tu recuerdo.

La luz se va haciendo cada vez más tenue, a media pista te espero, mis brazos te invitan, mi mirada te busca… el lenguaje corporal desea expresarte mi nostalgia, mi tristeza en una danza, en un tango, nuestro tango… en una entrega de giros y traspiés… un firulete que desea surgir, y el vaivén de nuestro baile… acompaña a nuestro corazón.

Ésta noche, nuestra velada se fusiona en un baile que interpretaremos con cadencia, lentamente, sin prisas, sólo dejándonos atrapar por esa melodía que se hace nuestra transportándonos al cielo para envolver nuestras almas en sentimientos… coexistiendo en nuestro romance que tan sólo tendrá vida durante tres minutos… y después morirá, se esfumará como siempre, dejándome de nuevo envuelta en el recuerdo y la nostalgia… soñando y abrazándote en mis sueños.. en un tango que sólo se hace mío.


“Mina… mi tango… un pedacito de cielo…”



No hay comentarios:

Publicar un comentario