Existe una esperanza siempre que me ilumina, un rayito de sol que aparece en mi ventana, el aroma de aquella flor que ha nacido sola a pesar de la sequía, ella es fuerte, lucha por sobre vivir.... como yo...

"Mina"

Cerca de mi..

21 marzo 2008

Racimando flores... el jardín de mis sueños...


Todo verde, césped, árboles, enredaderas, hiedras…. Mi jardín ha sido cultivado con total entrega, he pasado años, días con sus noches, horas, instantes dejando parte de mi en éste edén que se ha vuelto mío, un espacio que guarda secretos, que se vuelve mi cómplice y mi confidente, los árboles me han visto sonreír y llorar, gritar y callar hasta enmudecer, dormir y despertar, amar sin poder olvidar, entregarme al amor y la pasión.

Con los pies descalzos voy caminando entre la hierva fresca aún mojada por la lluvia, mis pies perciben la frescura de la noche, van dejando huella en mi andar por la vida, convirtiéndolo en el sendero que abre paso a mi camino y me guía. El sereno humedece mi piel con el suave rocío, mis ojos se regocijan y contemplan la belleza de mi vergel, el aroma a tierra mojada se impregna en mí, el aire acaricia mi rostro y revuelve mi cabello, el canto de las aves se transforma en música para mis oídos, una balada que da pie a un baile, y la danza comienza…. lenta, con ritmo, con cadencia.

Y así bailando iré llenado mi cesta de flores… por fin serán cosechadas después de tanto tiempo, las iré colocando en la puerta de cada corazón que necesite una de ellas.

Entregaré flores blancas a los desesperanzados, aquellos que han perdido las ilusiones de la vida, que no encuentran una sonrisa, una mano, un amigo que les comparta sus angustias, que camine a su lado, regalándoles una palabra, un momento para escuchar y llene sus días de sol y sus noches oscuras de claridad.

Rosas rojas para los enamorados que buscan envolverse, encontrar, descubrir ese sentimiento que en ocasiones se vuelve complicado y lastima, hace llorar, pero que abraza y permite sentir, soñar, desear, compartir y andar por la vida en un suspiro….

Mil flores de colores para aquellos que esperan la muerte, que hagan que sus días de espera, de fin, de silencio y agonía tenga matiz, que su gran obra de vida que llega a su culminación sea forjada con brillo, plasmando en su cuadro de existencia sus mas grandes locuras, sus sueños, su camino…

Las rosas negras se quedarán en mi puerta, en mi vida, en mis sentimientos, rosas sobrias, parcas, ocultas, místicas, góticas, misteriosas… rosas negras que instigan intriga, que guardan secreto, que reservan e invitan a un pensamiento… mi pensamiento, mis rosas negras.

Esta noche no deseo dejar mi jardín, quisiera posarme entre hiervas y dormir, aquí no existe el engaño ni la traición, la mentira ha sido prohibida, el desamor y la tristeza fueron desalojadas, en mi jardín no hay amargura, nadie viste con disfraces de sonrisas, todo es transparente como mi alma, cristalino, aquí si existen sentimientos limpios, palabras sinceras, miradas de luz.

Al alba debo regresar a casa como cada amanecer… y por la noche volveré, regresaré con pies descalzos a sentir la hierva, escuchar las aves, admirar los colores, bañarme de luna, percibir aromas, resurgir emociones y… sonreír, danzar, llorar, agradecer a los sueños por permitirme crear éste mágico lugar al que me transporto cada noche de fantasías.

Mi jardín existe sólo ahí, en mis sueños, sólo la espesura del cielo, la luna y las estrellas me acompañan y me permiten regresar a vivir una nueva noche de fantasía, en donde las hadas y los elfos, renacen de la ilusión y charlan conmigo.

La velada de hoy llega a su fin, la claridad va resurgiendo, mi sueño se acaba… mi realidad inicia… el verde desaparece, mi cama está vacía, el frío regresa…. Y espero la noche que me llevará de nuevo a cortar flores en el jardín de mi vida…

19/marzo/ 2008

“Mina… un sueño… ”

No hay comentarios:

Publicar un comentario